19/7/11

L 2 · Diferencias L / R

Es curioso que siendo un sonido que se genera en una zona del paladar (alveolar) muy próxima a donde se articula la “erre”, y también con la punta de la lengua (ápicas), exprese connotaciones tan diferentes o aún más, nos atreveríamos a decir, tan opuestas a ésta. Si hablábamos allí de esfuerzo, hablamos aquí de relajación. No hay más que pronunciarlas una tras otra para captar sensitivamente esas diferencias.

garra / gala
cerro / cero / celo
carro / caro / (yo) calo
horror / olor
rana / lana
morro / (yo) molo

También la ele gusta de ir delante de otras consonantes sonoras, suavizando y aligerando su sonido.

azada / alzada
haba / alba
hago / algo
ama / alma
atar / altar
cazar / calzar

Ya vimos cómo la ele y la erre son refractarias entre sí. Es difícil suavizar y hacer más etéreo el sonido “erre”. Y tampoco es factible convertir en riguroso el sonido “ele”. Por eso no existen apenas ejemplos de LR fundidas, y ninguno de RL. Ni por delante ni por detrás.

Igualmente la L modifica también por detrás el sonido de otras consonantes. BL, CL, DL, FL, GL, KL, LL (!)
[1], PL, TL. No puede con otras: JL, ML, NL, ÑL, QL, RL, SL, VL, WL, YL ni con ZL.

Estos eran los ejemplos:
bando – blando
caro – claro
DL ?
fecha – flecha
gasa – “glasa”
pisa – plisa
atas – atlas


[1] Las personas que pueden presumir de pronunciar bien la LL (y no se suponga que tienen que ser muy letradas) saben que se trata de una L trabada por una L, y nunca confunden su sonido con el de la Y, ni, por supuesto, la consideran meramente una L doble (tipo italiano).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada