15/7/11

L 6 · L duras


Ejemplos de L en palabras de significado conceptual aparentemente duro, árido:
Labor lacerar ladrón lacra ladrar ladrillo lagarto lápida látigo ley lidiar-lid lignum lija lima limitar lisiar listo ? litos loco lobo lomo losa lucha lucifer luctuoso-luto luxar  

loco. Se hacen más comprensibles los matices que posee la conceptualización que el hispanoparlante se hace del enfermo mental, observando las acepciones 3 y 6 que da el DRAE de esta palabra: 3. adj. Dicho de cualquier aparato o dispositivo: Que funciona descontroladamente. La brújula se ha vuelto loca. (…) 6. adj. Fís. Dicho de las poleas u otras partes de las máquinas: Que en ocasiones giran libre o inútilmente. Se trata de comprender que las palabras loco y locura están expresando sonoramente un descontrol en el funcionamiento de la mente, como si girase o rulase a su aire, dislocadamente, con los relativos matices irónicos que ello presupone, pero de forma autónoma, libre, irreprimible. También hace necesariamente referencia a ‘lugar’ (locus, lat.), seguramente en el sentido de ‘descolocado’, ‘fuera de lugar’, desplazado de sí mismo. Parece que desde la perspectiva populista, hay que distanciarse emocionalmente de lo dramático, no mentarlo (ni sonoramente siquiera). Para las cosas serias ya existen términos más técnicos, más severos, más sesudos: trastornado, perturbado, desequilibrado, psicópata, paranoico, neurótico, que son sensorialmente más duros de decir y de escuchar. 

Alienado
también. Pero no olvidemos que alienado (alienus-a-um [lat]: ajeno, que pertenece a otro) significa enajenado, y enajenarse no es otra cosa, en definitiva, que volverse ajeno a sí mismo. La frase ‘se me hacen los dedos huéspedes’ es una muestra muy expresiva de una pequeña alienación, localizada en las extremidades (o lo que metafóricamente signifiquen). Es fácil pero terrorífico imaginar lo que debe de ser sentirse ajeno por completo a sí mismo. Lo curioso es que la palabra alienado, siendo así de fuerte conceptualmente, no expresa ningún dramatismo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada